viernes, 23 de septiembre de 2011

JUDAS PRIEST en Racing 18-9-11


JUDAS PRIEST
En Racing (Epitaph Tour)
Bandas inv.: Whitesnake - Tren Loco.
Domingo 18/9/2011.

En el marco su gira despedida "Epitaph", Judas Priest regresó al país después de 3 años; Para su última visita se eligió como sede el estadio Racing Club de Avellaneda.

La fórmula Judas Priest-Whitesnake ya se había repetido en Argentina en el Monsters of Rock 2005; Rata Blanca completaba la grilla en aquella gira.

Coverdale y Cia:
Tengo que confesar que desde el oeste se me hizo algo difícil llegar al sur de Buenos Aires donde se encuentra la cancha de Racing, por ésta razón llegué a las mediaciones del club de Avellaneda pasadas las 7 de la tarde, habíendome perdido la actuación de Tren Loco y el comienzo del show de Whitesnake; El final de la canción "Love Ain't No Stranger" fue lo primero que pude atestiguar de la banda de David Coverdale.
Ya acomodado en el campo VIP, pude ver y escuchar completa la balada "Is This Love".

David Coverdale, más allá de no tener su voz de antaño, tubo una excelente actuación desde lo escénico, dominó con gran profesionalismo las tablas y también se dió el lujo de oler bombachas y firmar banderas que le regalaban desde el público a lo largo del show.

De su última producción "Forevermore" eligieron 3 temas: "Steal Your Heart Away", "Love Will Set You Free" y el que le da nombre al disco. También incluyeron solos instrumentales, Doug Aldrich (actual mano derecha de David) & Reb Beach protagonizaron un interesante duelo de guitarras mientras que Briian Tichy mostró sus cualidades a cargo de la bateria golpeándola con sus manos y revoleando palillos por todas partes.

Para el final de la presentación la banda sacó su mejor artilleria: "Fool For Your Loving", "Here I Go Again" y "Still Of The Night", fue el triplete mejor interpretado del set, pero aún así no logró encender del todo a un público todavía algo tímido, quizás la última de éstas causó el delirio esperado por la banda.
Los dos últimos temas fueron clásicos de Deep Purple: La balada "Soldier Of Fortune" (Coverdale estubo solo en el escenario cantandola a capella) y "Burn" donde aca si estallo la gente para el cierre del show.

Dejando atrás algunas deficiencias sonoras que siempre estan y el deterioro vocal de Coverdale, la presentación de Whitesnake fue aceptable, pero quizás por no ser el espectáculo principal de la noche no se le dio la atención merecida.

La espera termina:
Llegaba el plato fuerte, Judas Priest visitaría Argentina por última vez y presentarían en sus filas al nuevo guitarrista Richie Faulkner en reemplazo del histórico K.K. Downing. Algo particular de ésta gira seria la lista de temas que incluiría canciones de todos los discos de la banda.

Durante una media hora el público se entretuvo contemplando las instalaciones del estadio y el telón en el escenario que decía en grande "Epitaph" hasta que las luces se apagaron para dar paso a una muy buena introducción musical y luego a la aparición de los Dioses del Metal al ritmo de "Rapid Fire" seguido del clásico que bautizó a la banda: "Metal Gods". El joven Richie Faulkner era el único que estaba al frente del escenario, mientras que sus compañeros tocaban unos metros atrás de él, una actitud que habla muy bien de éstos gigantes y deja ver también su humildad y compañerismo. Después de que Rob Halford saludara con el ya clásico "The Priest is back...", la banda siguió con "Heading Out To The Highway" del disco "Point Of Entry" de 1981.

Parrafo aparte para la escenografia que realmente fue genial: simulaba una especie de cuidad industrial en llamas, mas o menos como la que aparece al fondo del álbum recopilatorio "Metal Works". La bateria de Scott Travis estába flanqueada por dos calderas que humeaban todo el tiempo y a todo esto súmenle luces lasers de colores que atravezában todo el estadio, fuego, explosiones, más humo y una pantalla gigante que a medida que híban pasando los temas reproducía las artes de tapas de los discos de Judas y algunas visualizaciones.

Canciones de todas las épocas de la banda se pudieron escuchar a lo largo de la noche, desde las más modernas como "Judas Rising" y "Prophecy" hasta las más antiguas setentosas como "Starbreaker", "Victim Of Changes", "Never Satisfied", "Beyond The Realms Of Death" y "Diamonds And Rust" que fue interpretada en dos partes: la primera en versión balada con guitarras acústicas y la parte final con guitarras eléctricas  en su versión más veloz y metalera. Simplemente genial.

Como olvidar los fabulosos 80´s, que sin dudas fueron los años más productivos de éstos ingleses; De ésta década sonaron "Turbo Lover", "The Sentinel" y el sublime "Blood Red Skies", mientras que de los 90´s eligieron la poderosa "Night Crawler" dejando atrás los discos de la etapa de Ripper Owens como cantante (Jugulator de 1997 & Demolition ya del año 2001).

Los integrantes:
Rob Halford es sin dudas un espectáculo en sí solo, el pelado a sus sesenta y pico de años todavía se la banca y se da el lujo de tirar esos extraordinarios agudos que tanto nos emocionan, cabe destacar que el vestuario del Sacerdote del Metal fue muy variado, el tipo casi en todos los temas se cambiaba de ropa para salir a cantar. Un punto en contra que tuvo fue su manera de interpretar algunas de las canciones: improvisaba mucho y no lograba esa conexión con la gente, dejando perdido a más de uno en algún que otro tema.

Glenn Tipton, aporta toda la velocidad con sus excelentes solos de guitarra de los cuales le cedió algunos a su nuevo compañero de seis cuerdas Richie Faulkner quien también tubo una excelente actuación
Un poco más tapado quizás estuvo Ian Hill, pero desde lo escénico, no desde lo musical, ya que esos bajos bien marcados son producto de éste hombre; Y por último, lo de Scott Travis es simplemente demoledor, el tipo no para nunca y le da al grupo esa fuerza única detrás de la bateria.

Epitafio para los Dioses del Metal:
Hasta acá todo muy bueno, pero faltaban los temas más esperados, los inoxidables, los que todos quieren escuchar y Judas Priest empezó a saldar la deuda con "The Green Manalishi (With The Two-Pronged Crown)". "Breaking The Law" fue una de las perlas de la noche ya que la cantó en su totalidad la gente mientras que Halford arengaba desde arriba siendo él el espectador.

Pasó "Painkiller" el tema más duro y poderoso de la banda en la que para mi fue la mejor interpretación del tema en sus visitas al país. En "The Hellion / Electric Eye", un ojo gigante miraba a todos mientras que para "Hell Bent For Leather" salió la esperada Harley Davidson, ésta vez de color amarilla.

El final se acercaba cuando Halford empezó con su duelo de vocalización con el público para luego dar paso a "You've Got Another Thing Comin'", imposible no cantar y saltar con éste clásico de Judas.
Todo parecía terminar, Tipton repartía púas por todos lados mientras que los demás saludaban y se retiraban, pero luego apareció Scott Travis, tomó el micrófono y pregunto: "Quieren una más..." y la banda salió a escena de nuevo para regalar el último tema "Living After Midnight".

Fue una gran despedida de Judas Priest en Argentina, la banda se retira de los escenarios pero prometen seguir grabando discos; Sus más fieles seguidores seguiremos (como predica Halford) manteniendo la fe en el Heavy Metal.

Emiliano Delle Donne

LISTA DE TEMAS
JUDAS PRIEST (21.00 hs a 23.30 hs)
01> Rapid Fire
02> Metal Gods
03> Heading Out To The Highway
04> Judas Rising
05> Starbreaker
06> Victim Of Changes
07> Never Satisfied
08> Diamonds And Rust
09> Dawn of Creation / Prophecy
10> Night Crawler
11> Turbo Lover
12> Beyond The Realms Of Death
13> The Sentinel
14> Blood Red Skies
15> The Green Manalishi (With The Two-Pronged Crown)
16> Breaking The Law
17> Painkiller
18> The Hellion / Electric Eye
19> Hell Bent For Leather
20> You've Got Another Thing Comin'
21> Living After Midnight                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario